¿Te gustaría conocer la forma más fácil para conseguir que tras limpiar tus cristales queden sin marcas y relucientes? ¿Quieres conocer como dejar tus ventanas perfectas?

Pues si tu respuesta es sí, quiero conocer la manera más fácil para limpiar cristales, este es tu artículo. Comenzamos.

¿COMO QUITAR LA SUCIEDAD DE LOS CRISTALES?

Para combatir esta suciedad tenemos que utilizar productos que les podemos encontrar en dos prestaciones diferentes, los espráis y las cremas liquidas

  • Los espráis están desarrollados para pulverizar sobre estas superficies. Espráis como el Alklanet de Ecolab son geniales si te decantas por esta opción.
  • Las cremas liquidas se aplican sobre cristales más tipo la vitrocerámica, para dejarlas secar y a continuación retirar el producto.

A la hora de decidir qué solución debes utilizar en los cristales, esta claro, tienes que utilizar los espráis.

Alklanet de Ecolab el producto ideal para limpiar ventanas y cristales
Compra limpiacristales en nuestra tienda online al mejor precio

COMO LIMPIAR LOS CRISTALES PARA QUE QUEDEN PERFECTOS

Nuestro objetivo va a ser limpiar a fondo los cristales sin dejar marcas.

Para ello, vamos a marcar unos pasos, que debemos hacer para limpiarles:

1. Elegir el momento del día para la limpieza.

Esta parte es muy importante, ya que las condiciones meteorológicas y la orientación del sol van a ser fundamentales.

Debes tener en cuenta que no haga mucho sol y dé directamente sobre la superficie que vas a limpiar, para que el producto no se seque a toda prisa, sin darte tiempo a retirar los restos del producto,

Además, que realizar esta tarea con el sol dándote directamente en el cristal, te provocará reflejos, que hará que no veamos detalladamente la superficie hasta que el sol desaparezca

Tampoco es bueno hacerlo en días con mucho viento. Si el viento es muy fuerte el producto tiende a correrse de forma inadecuada, dificultándote la tarea.

Y por supuesto no hacerlo en día de lluvia o con grandes opciones que horas después llueva.

Lo ideal, elige esos días nublados, pero con pocas nubes blancas, donde no apreciamos que amenace tormentas.

2. Acondiciona tu zona de trabajo.

Nuestro consejo es que coloques en el suelo una sábana o toalla vieja para no marcharlo mientras los limpias.

3. Quitar la suciedad.

Una vez elegido correctamente el momento del día, lo primero que debes hacer es eliminar la suciedad, para ello te recomendamos un trapo liso o un plumero, aunque los productos ideales son las gamuzas o bayetas de microfibra y el papel celulosa, ya que no suelta ninguna pelusa y absorben muy bien dejando resultados espectaculares.

Como ves, es muy importante que este utensilio no suelte ningún tipo de pelusa, y muchos trapos obtenidos de retales de prendas las sueltan.

Usar la bayeta de microfibra doblada en 4 partes, lo que nos da 8 caras para limpiar y secar sin mezclar suciedad que vayamos recogiendo es uno de los trucos que debemos utilizar para que nuestro trabajo sea más efectivo, al no mezclar en la limpieza y en el secador la suciedad que la bayeta ha ido recogiendo.

4. Aplicar el limpiacristales.

En estos momentos, llega una de las dudas mas comunes. ¿Debo aplicar el producto directamente en el cristal o se debe aplicar en la gamuza de microfibra?

El consejo que te damos es que a no ser que el producto indique lo contrario, los limpiadores deben rociarse en las gamuzas, paños o trapos.

Al hacerlo de esta forma, no desperdicias producto.

5. Retirar el producto aplicado.

Este momento es tan clave, que queremos ponerle especial hincapié, para que lo tengas siempre presente a la hora de ponerte a realizar esta tarea.

Nunca debes dejar que el producto se seque. Antes que el producto se seque, debes retirarlo rápidamente

¿Cómo retirar el producto?

La mejor opción que te podemos dar es que retires el producto de dos formas diferentes, una para cada lado del cristal o ventana, cambia el sentido a la hora de limpiar en un lado o en el otro. Una cara la haces en sentido vertical y la otra la limpias en sentido horizontal.

Así si tu trabajo no es del todo perfecto y te quedan marcas, sabrás por el sentido del trazo en que cara están y podrás quitarla fácilmente sin perder tiempo.

Eso si cuando limpies de forma horizontal, siempre de arriba abajo para que el agua no caiga por donde ya hayas limpiado.

Esperemos te haya servido esta explicación tan detallada sobre la mejor forma de limpiar los cristales, que te hemos querido trasmitir con los conocimientos que nos aporta llevar más de 25 años suministrando productos en el sector.

De todas formas, para que te resulte más fácil hacer tu trabajo, sin duda alguna te aconsejamos que te hagas con este Kit de limpieza de superficies duras especial cristales, que te vendrá genial para hacer correctamente esta tarea.

Y recuerda que en este blog de Anta y Jesus, seguiremos publicando artículos para que puedas ampliar tus conocimientos en Higiene, Limpieza y Desinfección.