• Ordena por Popularidad
    • Ordena por Nombre
    • Ordena por Precio
    • Ordena por Fecha
    • Ordena por Popularidad
    • Ordena por Puntuar
  • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 40 productos
    • Mostrar 60 productos

CINTAS DE CARROCERO.

Cintas de carrocero, de papel, enmascarar o Krepp, son las terminologías de uno de los productos más usados en bricolaje. Pero también en cualquier tipo de aplicación de pintura.

Con menos cantidad de pegamento o agarre que el precinto, se emplea en labores de pegado que no requieran demasiada consistencia, o sea, sobre envoltorios de papel.

¿Para qué sirve la cinta de carrocero?

Siguiendo el final de la pregunta, los pintores de carrocería la emplean a la hora de cubrir o delimitar zonas que no se quieren pintar.

Con la misma función, los de superficies la usan con similar cometido. Ya sea para cubrir llaves de la luz, marcos de puertas y ventanas o rodapiés. Incluso a la hora de sujetar los plásticos que tapan el mobiliario con la intención de no manchar.

En la actualidad, también ha aumentado su compra por el usuario particular debido a su menor adherencia y mejor práctica medioambiental que el precinto.

Dentro de cualquier vivienda se puede usar la cinta de carrocero para rematar el envoltorio de un regalo, dejándolo unido por el exterior de papel. Incluso se emplea como «marcador de etiquetado» debido a que se puede escribir sobre la misma.

Sabías qué:

¿La denominación de «cintas de carrocero» fue predecesora de la de «enmascarar»? Su nombre provenía de que en los años 30 del siglo pasado, la división de color en los coches se enmascaraba con papel de periódico y celofán.

Su creación suprimió lo último, pasando a ser empleada por el pintor carrocero (carrocería), llegando hasta nuestros días con distintos usos y nombres.

Ir a Arriba