• Ordena por Popularidad
    • Ordena por Nombre
    • Ordena por Precio
    • Ordena por Fecha
    • Ordena por Popularidad
    • Ordena por Puntuar
  • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 40 productos
    • Mostrar 60 productos

CUBETAS.

Cubetas y bandejas para pintura es lo que necesitas si quieres aplicar la cantidad necesaria en las paredes o superficies a pintar.

Si bien es cierto que se puede hacer directamente del bote o cubo escurriendo en el borde, a la hora de pintar paredes o superficies más grandes, aplicar cantidad sobrante ocasiona resultados indeseados.

Dependiendo de si es cubeta pintura (con o sin rejilla) enfocadas a los rodillos grandes, o bandeja con el raspador para los pequeños. Emplearla facilitará la eliminación de los restos sobrantes, su uso facilitará la cantidad correcta y te ayudará ahorrar al no desperdiciar producto.

Por ese motivo, su función es doble.

  • Valen a modo de depósito en el que verter una cantidad pequeña del cubo y así desplazarte mejor por la estancia.
  • Sirve como escurridor a la hora de eliminar la sobrante del rodillo, paleta o pincel.

¿Qué tipo de cubetas puedo encontrar?

  1. La típica cubeta pintura. Aunque las hay desde 5 litros, las más comunes entregan los 20. Alguna de ellas, cuenta con una plancha de agujeros con los que eliminar los restos sobrantes del rodillo.
  2. Bandejas planas. Posíblemente la segunda más demandada. Enfocada a los remates, ya que dispone de una pequeña zona donde aplicar pintura y una parte texturizada donde escurrirla. También en varios tamaños.
  3. Bandeja de pintor. Una fusión entre las dos anteriores, por el hecho de mezclar ambos formatos. Más difícil de encontrar en el mercado.

Un extra a añadir es el de las rejillas de escurrido. Las podrás obtener en plástico y en metal, de diferentes tamaños y con distintos soportes con los que adaptarlas a las cubetas.

Recuerda limpiarlas una vez finalizada la tarea.

Ir a Arriba