DESATASCADORES PARA BAÑOS

Pelos, restos de jabón, espuma o gel de afeitar, polvos de maquillaje, el día a día de las tuberías es difícil y pensamos que con un poco de agua basta, pero la verdad es que necesitamos desatascadores para baños.

De vez en cuando los conductos de PVC dicen “hasta aquí” y comienzan a devolver el agua con restos de suciedad. Ahí se manifiestan los sudores y nos acordamos de los desatascadores para baños que habíamos comprado en la web de Anta y Jesús.

Cada atasco es distinto y necesita actuación acorde a su necesidad. Por ese motivo existen de diferentes clases, unos válidos en atascos más livianos y otros de dificultad extrema.

¿Qué tipos de desatascadores para baños existen?

  • Remedios caseros, utilizados en taponamientos leves.
  • Varilla de metal, con la que abrir un agujero la canalización de agua.
  • Desatascadores ecológicos usados con la presión del grifo.
  • Los de toda la vida de ventosa y palo, utilizados para otros “menesteres” en cuanto a atascos.
  • Los químicos, de uso más extendido y del que ocupará el resto del texto.

La mayoría de los citados antes sirven para pequeñas obstrucciones. Cuando necesitamos eliminar TODA la suciedad acumulada, la solución es utilizar los desatascadores para baños químicos.

¿Cómo se usa el desatascador?

Siguiendo las instrucciones del fabricante, debido a su composición existen unos tiempos para conseguir una mayor efectividad. Recomendamos su utilización según lo indicado en la botella.

Por línea general suelen ser*:

  • Dejar toda la noche las dosis indicadas para atascos graves.
  • Entre 6 u 8 horas en los moderados.
  • En ambos casos, aclarar según se indique.

* Las indicaciones del envase especificarán la dosis y si el aclarado debe realizarse en caliente.

No dejes que llegue el momento en el que “el agua suba”, otras de las funciones de los desatascadores químicos es la de prevenir que eso suceda.

Sigue las indicaciones cada cierto tiempo y no esperes al momento de ver las tuberías atascadas.

Ir a Arriba