DESINFECTANTES ECOLÓGICOS

Los desinfectantes ecológicos son el complemento perfecto a la hora de limpiar. Existen superficies en las que no debemos dejar que virus, hongos y bacterias campen a sus anchas y necesitas desinfectar.

Es cierto que no todas deben ser tratadas igual, pero algunas pueden ser focos de transmisión de virus o bacterias como las superficies donde se manipulan los alimentos.

Por la misma causa, otras pueden transmitir hongos como los platos de ducha. En ambos casos la utilización de un desinfectante es necesaria.

Si en este caso lo que usas son desinfectantes ecológicos estarás ayudando al medio ambiente

A modo de resumen, los productos «eco» están compuestos por componentes naturales. Sigue leyendo si quieres saber sus diferencias y la forma en la que actúan.

¿Qué son los tensioactivos o surfactantes?

Son palabras sinónimas que aparecen en muchos textos relacionados con los productos de limpieza ecológicos, en este caso con los desinfectantes ecológicos. Incluso dentro de esta web habrás leído algo sobre ellas.

Su explicación es la mejor forma a la hora de entender las descripciones generales y sobre todo, lo que diferencia un producto de limpieza «eco».

Dicho de una manera sencilla. Los tensoactivos son moléculas que ayudan a disolver sustancias como manchas, grasas o aceites, modificando la fuerza de la superficie para que dejen de ser insolubles en agua.

Explicado de otro modo, actúan contra la cal del agua y sobre el producto para que se comporten de una manera más eficaz en la mancha.

¿Son diferentes los tensioactivos de los desinfectantes ecológicos, de los habituales?

Los surfactantes de los primeros se obtienen de grasas vegetales y de azúcares, mientras que los segundos se consiguen del petróleo y sus derivados.

Además, son libres de blanqueantes, colorantes, y otros ingredientes sintéticos. Los desinfectantes ecológicos al utilizar productos naturales se  degradan mejor y son menos tóxicos con el medio ambiente.

Apuesta por los desinfectantes ecológicos, el medio ambiente te lo agradecerá.

Si lo natural es más sano, imagina desinfectar superficies donde manipulas alimentos con productos que no lo son.

Ir a Arriba