parimatchmosbetlucky jet crashmosbet casino4r betpin up indiamosbetpin up kzmosbetmostbet kzmostbetpin up indiapin-up1win aviator1winpinuppinupmostbetmosbet casino1win onlineaviatorluckyjeymosbetpin up casino indiapin-up1vinaviator4rabet4x betlackyjet1win1win slotmosbet1win apostas1wın1wınmosbetlucky jet online1winmostbetpinup india1winmostbet казиноpinuplucky jet1win cassino1win saytionewin casinomostbet casinoparimatch4rabet
  • Ordena por Popularidad
    • Ordena por Nombre
    • Ordena por Precio
    • Ordena por Fecha
    • Ordena por Popularidad
    • Ordena por Puntuar
  • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 40 productos
    • Mostrar 60 productos

HILO DENTAL

El hilo dental y la seda son productos similares con los que eliminar la placa y la suciedad que no se ha conseguido limpiar con el cepillado.

No usarlo con la técnica debida puede llegar a ocasionar daño en la encía, incluso estando sana.

Hilo o seda dental, ¿qué es mejor?

La verdad es que son prácticamente lo mismo, el hilo dental está fabricado por hebras de nylon y por línea general cuenta con esa forma. Mientras que la seda es más fácil encontrarla plana. Pero puede variar dependiendo del fabricante.

¿Cómo usar el hilo dental?

Aunque al comienzo resulta un poco difícil, es todo práctica. Incluso sin no lo consigues, puedes emplear un aparato creado a tal fin. Pero si quieres hacerlo correctamente, sigue la regla de los 5 pasos.

  1.  No te quedes corto a la hora de cortar el hilo dental, un mínimo de 30 cm vendrá bien para la limpieza. Enrolla unas vueltas en el dedo corazón menos hábil y el resto al mismo de la otra mano. La guía se hará con los pulgares.
  2. Dirige los dedos a la zona a limpiar y comienza a deslizar entre el diente. Debe hacerlo en cada uno, sin forzar para no dañar*.
  3. Al llegar a la línea de la encía, desliza debajo de ella despacio, así limpias sin abusar.
  4. Al retirarlo, apriétalo contra el diente para eliminarlo y realiza la misma operación en la otra cara.
  5. Hazlo entre todos los dientes, incluso en la cara posterior de la última muela.

* Si no se conoce la técnica se fuerza a la hora de entrar, no pudiendo frenar al deslizar, consiguiendo dañar la encía o incluso cortarla.

Ir a Arriba