• Ordena por Popularidad
    • Ordena por Nombre
    • Ordena por Precio
    • Ordena por Fecha
    • Ordena por Popularidad
    • Ordena por Puntuar
  • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 40 productos
    • Mostrar 60 productos

LIJAS.

Las lijas son un producto abrasivo con el que conseguir unificar los diferentes tipos de superficie. Tradicionalmente conocida como papel de lija, difieren entre ellas por el tipo de grano y material sobre el que se emplea.

¿Qué tipos de lijas se puede encontrar?

Aunque en muchos casos, a la hora de adquirirla nos basamos en madera o metal. Debemos conocer que, por línea general, «las manuales» suelen ser:

  • De carburo de silicio, enfocadas a la piedra, mármol, vidrio, etc. Aquellos materiales duros.
  • La lija de óxido de aluminio (la común). Se utiliza sobre metal o madera.

Después de leer esto último, entra en juego el número de grano. Catalogándolas en los siguientes tipos.

Tipos de lija según el grano.

  • Entre 15 y 50 granos de abrasivo, se denomina lija muy gruesa. Empleada a la hora de retirar pintura.
  • La lija gruesa (común en madera) lleva entre 60 y 80. La ideal al comenzar a alisar.
  • Si lleva entre 100 y 120, se denomina media y su uso se enfoca a eliminar los restos de superficies cortados (generalmente metales).
  • Por el contrario, la fina llega en los momentos previos al acabado. Son las que comprenden entre 150 y 180 granos.
  • Mientras que las que portan entre 240 y 400 es la muy fina. Que es la que aporta más mimo a los remates o superficies que necesiten más delicadeza.

Como puedes observar, hay un universo de ellas según la cantidad de abrasivo con el que cuente. Depende de trabajo, deberás utilizar unas u otras. Incluso, podrás usar varios tipos si necesitas barnizar y pulir a la hora de conseguir ciertos remates.

Ya busques papel de lija o lija para madera, metal, o en taco, en Anta y Jesús tienes las que más se necesitan.

Ir a Arriba