• Ordena por Popularidad
    • Ordena por Nombre
    • Ordena por Precio
    • Ordena por Fecha
    • Ordena por Popularidad
    • Ordena por Puntuar
  • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 20 productos
    • Mostrar 40 productos
    • Mostrar 60 productos

PINTURA INTERIOR.

Pintura interior es aquella que sirve para renovar los tonos de las superficies que buscan ser mejorados.

Dentro de la misma podemos encontrar:

  • Al agua. La más empleada tanto en la pared como en los techos.
  • Sintética. Similar a la anterior pero «más plástica» y necesita dilución con disolvente.
  • Barnices, si las paredes o suelos son de madera. También empleado a modo de fijación de las anteriores.
  • Texturizadas, como por ejemplo a la tiza o similares.

¿Qué diferencia la pintura interior de la exterior?

La resistencia a la condensación. Por consiguiente, minimiza la aparición del moho en zonas como la cocina, por ejemplo.

¿Puedo usar pintura para paredes y techos?

Sí, por línea general, la mayoría de las pinturas ofrecen un cubrimiento en ambas superficies.

Un factor diferencial es básicamente el tono elegido. Apostar por el color blanco facilita el trabajo a la hora de escoger pintura para paredes y techos.

Las condiciones cambian si empleas ciertos tonos, por línea general no se suele ver un verde lima de pintura para pared y el mismo en el techo. La superficie superior, de manera general, irá en blanco, gris, o similar.

¿Cuántos metros puedo pintar con un cubo de pintura?

Dependiendo de la marca, el estado de la pared y la dilución, conseguirás recubrir más o menos estancia. Si es repintar con el mismo tono y no está muy mal la superficie, no necesitarás aplicar una capa densa, por ejemplo.

Elige el color, dilúyelo según la información indicada por el fabricante y comienza a pintar. Recuerda limpiar los utensilios una vez finalizado. Te valdrán para sucesivos repasos.

 

Ir a Arriba